Etiquetas

, , , ,

        Los bautistas mantienen las siguientes verdades y de esta manera se distinguen de otras iglesias. Muchos otros grupos también mantienen algunas de estas verdades, pero solamente los bautistas mantienen todas estas verdades, siempre cuando los que se “llaman” bautistas, sigan fielmente la Biblia, como la única base y autoridad de sus creencias. Un bautista no pretende ser el único que mantiene alguna verdad pero es uno que sinceramente cree que la iglesia bautista es la iglesia más cercana a la enseñanza bíblica acerca de lo que una iglesia neo-testamentaria debe creer y practicar. Los bautistas creen que la Biblia enseña lo siguiente:

  •  Biblia, la única fuente de autoridad para nuestra fe y práctica
  •  Autonomía de las iglesias locales
  • Unicamente dos ordenanzas: el bautismo y la cena del Señor
  • Todos los creyentes son sacerdotes
  • Iglesia cuyos miembros son salvos
  • Separación de la Iglesia y el Estado
  • Todos los creyentes tienen libertad de conciencia
  • Acepta solamente dos oficios, Pastores y Diáconos

     Los bautistas son un pueblo; tienen una identidad histórica; tienen una imagen histórica. Su continuidad es la más larga de cualquier grupo cristiano en la tierra. Sus doctrinas, principios y prácticas están arraigadas desde la edad apostólica.

      Sin embargo, no confunda a los bautistas con los reformadores. Los reformadores querían reformar la Iglesia Católica Romana; mientras que los bautistas se oponían a esa iglesia porque no era una iglesia neo-testamentaria. El protestantismo se originó en la Reforma. El protestantismo es “protestar”, y protestar es algo negativo. El negativismo contiene dentro de sí mismo la semilla de su propia desintegración. Los bautistas no fueron reformadores; no fueron protestantes. En sus ideas y en su procedimiento los bautistas fueron positivos.

      La libertad de conciencia no es una doctrina de la Reforma; es una doctrina bautista. La separación de la iglesia y el estado no es una doctrina de la Reforma; es una doctrina bautista. La libertad religiosa no es una doctrina de la Reforma; es una doctrina bautista. El bautismo del creyente no es una doctrina de la Reforma; es una doctrina bautista. El bautismo por inmersión en agua, simbolizando la muerte, la sepultura y la resurrección del creyente con Cristo no es una doctrina de la Reforma; es una doctrina bautista.  La asamblea local, visible y autónoma con Cristo como su única Cabeza y la Biblia como su única regla de fe y práctica no es una doctrina de la Reforma; es una doctrina bautista. La evangelización del mundo (misiones) no es una doctrina de la Reforma; es una doctrina bautista. Los reformadores no tuvieron ni visión ni espíritu evangelístico. Aun casi doscientos años después de los reformadores, las iglesias de la Reforma no sintieron ninguna responsabilidad para llevar a cabo la Gran Comisión. (Nota: Por influencia del Calvinismo).

       ¿En qué clase de mundo se habría convertido el occidente si el protestantismo se hubiera hecho su amo? Aparte de los bautistas, ¿quién impidió al protestantismo convertirse en su amo? La actitud general de hoy en día es que la verdad está determinada con el paso del tiempo; que no hay verdades eternas ni absolutas. Se dice: “No se puede hacer retroceder el reloj. El tiempo invalida todas las verdades. El tiempo invalida una norma de verdades y nos sujeta a otra.” La historia bautista repudia esta filosofía fatalista.

        Los bautistas hoy en día todavía creen, enseñan, predican y practican las mismas verdades que han sido creídas, enseñadas, predicadas y practicadas desde hace casi dos mil años por Jesucristo y los apóstoles. El pueblo bautista forma una gran continuidad; una gran esencia; y una gran dignidad. El mundo necesita al pueblo bautista hoy más que nunca.

About these ads